Now loading.
Please wait.

Menu

Noticias

HomeNoticias
HomeNoticias

Hace algunos años que los teléfonos inteligentes hicieron su aparición en el mercado, convirtiéndose en un objeto de gran aprecio para el desarrollo de distintas actividades cotidianas. La trascendencia de su uso está sustentada en las aplicaciones que se instalan y que pretenden ofrecer soluciones a problemáticas específicas, tal es el caso de waze que cubre la necesidad de localización de rutas y calles asistido por GPS.

 Se ha discutido mucho respecto a la particularidad de estos artefactos al representar una arma de doble filo, pues así como ofrecen ventajas únicas, también es cierto que representan un gran distractor.

 Resulta un poco incómodo impartir un taller, curso o conferencia y apreciar que algunas personas de la audiencia se distraen constantemente con su teléfono celular; esto puede ser resultado de que cierto sector de la audiencia no está interesado en el tema que se está abordando en esos momentos. Sea cual fuere la razón, es indudable que hay que enfrentar este tipo de circunstancias y tratar de disminuir su incidencia en la medida de lo posible.

Una forma de contrarrestar esta tendencia es generar sesiones dinámicas, en donde se propicie que los participantes realicen ejercicios que involucren la auto reflexión y el análisis así como el debate de las ideas.

Así mismo, existen aplicaciones móviles que pueden ser empleadas para realizar actividades que favorecen la interacción y el aprendizaje colaborativo en el aula; lo importante es que su implementación se encuentre plenamente justificada con los objetivos generales o específicos de la capacitación.

Los primeros intentos para tomar notas en forma electrónica, se remontan a fines de la década de los noventas con el lanzamiento del famoso PDA (Personal Digital Assistant) llamado Apple Newton.

El objetivo primordial del PDA fue ofrecer al usuario la posibilidad de almacenar electrónicamente apuntes que realizaba escribiendo encima de la pantalla, apoyándose de un instrumento de plástico similar a un lápiz, sin embargo, el reconocimiento de los caracteres que realizaba el dispositivo no eran del todo correctos, por lo que el usuario debía escribir una y otra vez el mismo texto a fin de que el aparato lograra la reproducción exacta de cada palabra o frase escrita.

La etapa en que Apple Newton permaneció en el mercado fue muy breve retirándose en 1998. Palm Inc toma el liderazgo en el sector y desarrolla PDA con la firma de Palm con distintas versiones. El resultado fue exitoso en su época, aunque debo confesar como usuario que fui de este aparato, que era imprescindible tener un número de horas de práctica considerable para dominar la forma en como había que escribir caracter por caracter.

A pesar de que Palm se estaba adelantando al futuro modificando los PDA por teléfonos con la integración de PDA como la Palm Treo, no pudo soportar el embate del surgimiento del iPhone en el año 2007, el cual incide en el nivel de ventas registrado por Palm, pues la forma en que el usuario capturaba la información a través del uso de un teclado digital en pantalla, aunado a otros factores como el nuevo sistema operativo que permitía hacerlo compatible para sincronizar datos tanto para productos de la línea Apple como PC.

En el año 2010 surge el iPad como un dispositivo que permitía leer documentos electrónicos pero que jamás pretendió ser la competencia de Kindle. En estos momentos se ha reinventado como una herramienta muy poderosa a través del lanzamiento de la iPad Pro, cuyas características permiten al diseñador realizar trabajo de ilustración digital de manera profesional y aunado a todo esto, tiene un sistema de reconocimiento de caracteres que funciona muy bien, lo que permite que las personas puedan utilizar este dispositivo para tomar notas, hacer escritos o anotaciones en imágenes o documentos en pdf.

¿Qué beneficios puede tener esta herramienta para el desarrollo de la capacitación?

  1. Utilizar este dispositivo como substituyendo el cuaderno de apuntes convencional. A través del proceso de reconocimiento de texto tan sofisticado que tiene, es preferible tener notas que a la postre se pueden almacenar digitalmente en la nube o utilizando otras vías como el correo electrónico
  2. Hacer acotaciones en materiales de capacitación electrónicos. Esto es ideal para que los participantes a un curso puedan tener la posibilidad de realizar notas directamente sobre los materiales electrónicos.
  3. Puede ser un apoyo importante para la exposición de datos en una presentación. Permite presentar la información de un documento digital y sobre éste, el usuario a través del uso de un software puede hacer acotaciones, de voz y de trazo, mismas que son grabados y que pueden ser compartidos electrónicamente.
El tiempo finalmente es el que determinará cuál es el destino de este dispositivo y su posible inclusión en procesos de enseñanza aprendizaje. Cada vez más aparecen propuestas de software de corte educativo que buscan la facilitación de procesos de instrucción dentro y fuera del aula, así que seguramente seremos testigos de buenas noticias para los que nos dedicamos al mundo de la capacitación y la enseñanza.
Desde hace muchos años existe y seguirá existiendo el debate con relación a si la tecnología es un factor determinante para mejorar procesos de aprendizaje. Algunos autores como Pere Marques afirman que las tecnologías, empleándolas didácticamente, producen efectos positivos en el aprendizaje de los estudiantes. Comparto con ustedes la opinión de otro especialista. Raj Dhingra

distraccion

Nuestra vida está cada vez más sobresaturada de redes sociales, aparatos electrónicos maravillosos y aplicaciones móviles que facilitan los quehaceres cotidianos.

La tecnología es un arma muy poderosa que si no se sabe encausar adecuadamente a través de parámetros específicos, se perder el objetivo de su uso.

Para los procesos de enseñanza aprendizaje se disponen actualmente de una cantidad significativa de recursos tecnológicos que se deben analizar a través de un estudio objetivo que permita evidenciar cuáles son los beneficios que ofrece cada herramienta. Usar la tecnología por el hecho de simplemente usarla, no otorga ninguna utilidad.

Cuando se realiza un proceso de capacitación, invariablemente se aprecia a la audiencia dispersa, entretenida u ocupada, haciendo uso de dispositivos móviles o de su computadora personal. Hay que utilizar la tecnología para recuperar estos niveles de atención, generando dinámicas en el aula que permitan a los participantes mantenerse alerta todo el tiempo, empleando estos recursos que tienen a la mano para desarrrollar actividades que beneficien su prcoeso de aprendizaje.

Ser instructor en estos días implica una responsabilidad mayúscula, pues hay que  lidiar con el desinterés y la desatención que normalmente manifiesta una gran parte de los miembros de una audiencia. Las herramientas que tenemos a nuestro favor son la creatividad y la intervención oportuna en momentos donde hay que canalizar la atencíon de manera eficaz.

El crecimiento en las herramientas de autoría en e-learning ha sido significativo en los últimos años pues cada vez más empresas están adoptando esta tecnología para generar cursos en línea. Gomo learning es una herramienta de autoría que simplifica el proceso de adaptación de los contenidos en cualquier dispositivo. Para comprender el poder de esta aplicación, les anexo un video demostrativo.